La pena

Autor: Francisco Bascuñán Letelier | Fecha: 2012-08-31 | ID: 274 | Categoría: Espíritu | Tema: Reflexiones | Tipo: Pensamientos

Más que la vida
uno busca la felicidad.
La felicidad se encuentra en la luz no en las tinieblas.
Por lo que uno busca, es la luz.

La luz nos indica el camino,
nuestras incapacidades lo limitan.
Se forma entonces, una gradiente
entre lo que nos indica la luz y la realidad.

La pena, o falta de felicidad,
sería sentirse consciente de nuestra realidad,
consciente de nuestra elección para no llegar a la luz,
es sentirse abajo en esa gradiente, que pudiendo, no la remontamos.

La gradiente se agranda con la expectativa
de creerse capaz de llegar a la luz,
una especie de orgullo o falta de humildad;
origen de toda pena.

Todo lo que falta entre lo posible y la realidad,
con una expectativa humilde,
se purifica a través de la pena y ojala
por la Misericordia Divina.

Tal vez, la vida permanece como un crisol        
macerando la pena,
purificando la nobleza, y
la muerte , la perfección de esa purificación.

Francisco Bascuñán Letelier
Los Maitenes, 1 de abril de 2012

Enviar

Ir al inicio