La verdad

Autor: Francisco Bascuñán Letelier | Fecha: 2013-04-30 | ID: 183 | Categoría: Alma | Tema: Teología | Tipo: Cuentos

Cuando Jesús le dice a Pilato que ha venido a este mundo para dar testimonio de la 'verdad', éste pregunta: ¿Y qué es la verdad? y se va, saliendo de la sala sin responder.

De la verdad sólo se sabe que existe.

Los humanos tenemos un vago conocimiento de la verdad, y  lo que de ella conocemos sólo lo conseguimos por aproximaciones sucesivas. Un hecho medianamente complejo, lo ven, lo huelen, lo palpan, cinco personas de un mismo perfil: misma edad, mismo sexo, misma clase social; pero a posteriori, cuando describen lo sucedido, aunque similares, son cinco versiones diferentes.

También tenemos la publicidad mediática, la mejor forma para distorsionar la verdad y la realidad. La propaganda consiste en hacernos creer precisamente lo que no es. Y pensar que hay personas que dedican su vida entera a perfeccionarse en este permanente engaño.

Pinocho

Pinocho

En fin, legítimamente tenemos el derecho de preguntarnos cual será la verdadera realidad de la historia. Cuando uno tiene algunos años encima, ve relatar la historia que a uno le tocó vivir, de formas tan diferentes unas de otras, la mayoría antagónicas. Y lo peor, que cuando no la hemos vivido personalmente, creemos la narración que más nos conviene y/o a quien mejor nos convence. De ahí la importancia para los inescrupulosos de 'mentir, mentir que algo queda'... lo dijo Lenin o Goebels; los nazistas y los marxistas se pelean mutuamente por la procedencia de esta aseveración; ¿Cuál es la verdad?

Porque cuando nos adueñamos de una 'verdad', tratamos de inducirla a los demás a tal punto, que a veces nos arrogamos hasta el derecho de estar hablando en el nombre de Dios. Tal vez el hecho  de que el hombre haya demostrado no tener límites, también nos ha llevado a creernos semi-dioses. Curiosamente algo relacionado con estos límites, se ha dicho de las matemáticas: que son divinas y que no pertenecen a la creación. Y lo más curioso es que todo esto, a lo mejor, forma parte de la verdad.

Así, pareciera que 'La Verdad' pertenece al conocimiento divino, al gran Conocimiento Universal, que es un límite, como suma de innumerables medias verdades. Cuando Jesús dice que Él es la luz, el camino y la verdad, lo dice como Dios no como hombre, y los hombres no lo entendemos, pretendiendo que existan verdades a nuestra medida, para nosotros, para nuestra limitada capacidad egocéntrica y más aún, para que esa pretendida 'verdad' se nos manifieste a nuestro más pleno y completo entendimiento.

La llave que nos lleva a parte de ese Conocimiento es la humildad, y como tal nos preguntamos: ¿No estaremos pidiendo demasiado?

Enviar

Ir al inicio